Mediante el corte por láser en metacrilatos (de color o transparente) se consigue un acabado totalmente pulido y brillante, además de poder realizar grabados sobre cualquier tipo de metacrilato.